viernes, 2 de julio de 2010

Tineo, punto de referencia para el atletismo asturiano


Tineo lleva camino de convertirse en el alfa y omega del atletismo asturiano. El alfa es el cross de San Roque, que se disputa en noviembre y que inicia la temporada de campo a través en Asturias, y la omega, los 10 kilómetros «Villa de Tineo». Si San Roque era una suerte de montaña rusa, un cross marcado por las fuertes pendientes, la primera carrera disputada sobre asfalto, que discurrió por la capital tinetense, también estuvo marcada por las cuestas. No fueron como esos dientes de sierra que aparecen en la gráfica de los mercados bursátiles que tanto abundan en época de crisis, sino subidas y bajadas sin fin, de esas de largo aliento, que dejaban huella en los participantes, ideales para invertir en valores seguros. Y valores seguros, si de candidatos al triunfo se trata en este tipo de carrera, son atletas como el luarqués Dioni Martínez (Toscaf Recta Final) y la lenense Esther Álvarez (Feve Oviedo Kayak). Ambos se convirtieron por derecho propio en los primeros ganadores de la joven prueba tinetense, que salió adelante gracias al dinámico Atletismo Tineo, un club que tras la desaparición de Juan Carlos Fernández, su joven presidente, al que se recordó con la inauguración de un busto en la senda pedestre, sigue luchando por el deporte en el occidente astur

La competición arrancó con un ataque del ex piragüista Emilio Llamedo (Cangas de Onís), un talento para los deportes de fondo, que intentó romper la prueba desde los primeros metros. No pudo ser, para su desgracia, puesto que pronto le respondieron Dioni Martínez y Pablo Solares (Piloña). La victoria era cosa de tres hasta que en el kilómetro 8 Dioni Martínez realizó un progresivo cambio de ritmo al que el cangués no pudo responder. El luarqués volvía otra vez a la senda del triunfo, mientras que Llamedo acusaba el esfuerzo y era superado por el saregano Solares, segundo.

Por su parte, Esther Álvarez se limitaba, como suele ser habitual en las pruebas de asfalto, a realizar una carrera de control y poco desgaste, y eso que ayer tenía una rival más cualificada enfrente, la corverana Vanesa Suárez, que estrenaba la camiseta del Toscaf y que llegó a 150 metros de la pupila de Nacho del Valle. El podio lo completó Soraya García, a más de 6 minutos de la ganadora.