viernes, 2 de julio de 2010

La fiebre del oro vuelve a Tineo


Los bateadores quieren de nuevo el campeonato mundial para el 2012.
Navelgas vuelve a vivir con entusiasmo lo que podíamos denominar una nueva fiebre del oro. La Asociación de Bateadores de oro Barciaecus se ha lanzado a la pista y quiere adquirir, con todo lo que ello conlleva, la responsabilidad de organizar el Campeonato Europeo de Bateo de Oro para el próximo año 2012.

Los bateadores navelgueños tienen experiencia. Ya organizaron en el 2005 el campeonato europeo; en el 2008 hicieron lo mismo con el mundial y quieren volver a repetir ahora ambas experiencias. Vuelven a estar dispuestos a trabajar, a pasar nervios, y a demostrar que "con ganas se pueden lograr las cosas. Estas gentes son así".


UN ESTANDARTE En opinión de Santiago Pérez, responsable de la biblioteca tinetense, los vecinos de Navelgas hacen de esta actividad deportiva, el bateo de oro, "un estandarte". No está incluido como deporte en las Olimpiadas, no se practica masivamente y tampoco da dinero, al contrario, asegura Pérez, pero así y todo "ellos lo sienten como algo suyo, como algo que viven, disfrutan, e incluso sufren con gozo".

Cada año, y ya van diez, celebran el Campeonato Nacional de Bateo de Oro. Desde 1997, cuando participaron en el mundial de Vigevano, en Italia, han viajado a Estados Unidos, Chequia, Polonia, Japón, Australia, Suiza, Eslovaquia, Sudáfrica, Finlandia, Canadá y el último viaje, de nuevo a Italia, en 2009, en la ciudad de Biella. Toda una vuelta al mundo.

"No son la Roja, ni la Verde, ni la Azul", asegura Santiago con entusiasmo, "son vecinos del concejo de Tineo que disfrutan con lo que hacen al tiempo que ponen a su pueblo en el mapa de los bateadores del mundo. Quién da más por menos?", se pregunta.

En estos comienzos no se sabe si lograrán o no su objetivo. Al arrancar no importa. Ellos han iniciado el trabajo con verdadera entrega e ilusión, como la primera vez. Hace unos años muchos dudaban de que lograsen conseguir el Campeonato del Mundo, lo consiguieron y salió más que bien. Han iniciado la rueda de lograr los apoyos necesarios, la ilusión y el esfuerzo, y lo que haga falta, lo ponen ellos.