viernes, 2 de julio de 2010

Tineo intenta entrar en el Guiness


La concentración de Seat de más de 25 años se quedó a 40 coches del Guinness
No pudo ser. El objetivo de conseguir el récord Guinness de mayor concentración de coches Seat de más de veinticinco años de antigüedad, que tuvo lugar en Tineo en la jornada de ayer, se quedó en 110 participantes, a 40 del límite establecido para batir la mejor marca mundial.

El recién nacido Club de Clásicos Villa de Tineo se había propuesto, como primera actividad pública del club, aspirar a algo llamativo. En su esfuerzo consiguieron atraer a coches Seat antiguos, y a sus dueños, en una cifra nada desdeñable. Desde Madrid, Galicia, Castilla y León y, por supuesto, toda Asturias acudieron a su llamada los fanáticos de coches que, en su día, poblaron las carreteras españolas, como los «Seiscientos», los 127 o los 850.

Los participantes, a pesar de no conseguir el récord, disfrutaron de un día en el que recorrieron las carreteras del concejo, pasando un par de veces por la villa al son de sus cláxones, y acabaron en una enorme parrillada en el recinto ferial de Santa Teresa, que fue el punto neurálgico de la concentración.

José María de Miguel Suárez, presidente del club tinetense, explica que «esto sólo es el primer año. Tenemos pensado repetir el próximo, hacer una concentración nacional de forma anual». Entre los objetivos a medio plazo del club se encuentran potenciar la pasión por los coches clásicos y, también, recuperar la Feria del Clásico.

La reunión de estos fanáticos de la mecánica clásica concluyó con una protocolaria entrega de premios en la que se reconoció el coche más antiguo, que fue un «Seiscientos» del año 1960, al participante que vino desde más lejos, que acudió desde Madrid con un 127, y, también, al participante más veterano, que fue Benjamín el de Trubia, que tiene 75 años.